martes, 21 de octubre de 2008

De higos a brevas


Esta frase hecha, título de esta entrada, la habremos utilizado muchas veces o por lo menos oido de boca de otras personas para nombrar algo que se ha hecho muy de tanto en tanto, o en un lapso de tiempo relativamente largo. 


Alude al hecho de que en las higueras se recoge primero la cosecha de las brevas, sobre junio/julio y es más tarde cuando el mismo arbol da nuevamente frutos: los higos. 


Es pues que desde que acaban de caer todos los higos del árbol hasta que nuevamente están las brevas maduras pasa un periodo cercano al año, y de ahí la frase o dicho popular.
 

La breva suele ser de mayor tamaño y no tan dulce como el higo, pudiendo ser dependiendo de las variedades blancas, amarillas verdoso, azuladas o negras. A veces cuando las lluvias no se han prodigado los árboles pueden no producir las brevas pasando directamente a formar los higos.
Los higos cuya cosecha se da entre agosto y septiembre, son extremadamente dulces, y estan llenos pepitas o semillas que en realidad no lo son, sino sus verdaderos frutos. El higo se forma por la polinización de una avispa llamada Blastophaga psenes que se encarga de meterse hasta el fondo desde hace miles y miles de años.


 Normalmente me pego unos buenos atracones con varias higueras situadas en ribazos en las inmediaciones del pueblo llenando la barriga y la bolsa para uso particular en casa.

Este año, casi no he tenido tiempo de acercarme y las que suelo frecuentar, practicamente no las ha recogido nadie, con lo que infinidad de diferentes clases de pájaros, pequeños mamíferos, insectos y babosas se `han podido alimentar.


3 opiniones :

Mota dijo...

Anda que no estan ricos tanto lo higos como las brevas. Un saludo Mota.

Berliak dijo...

Mmmm... riquísimos frutos y soberbias fotografías. ;)

Besotes!

kyle xy dijo...

la pena es que se echen a perder tan rápido muchas veces el unico remedio es acabar regalandolos.
Te lo digo por experiencia.
SALU2