lunes, 25 de julio de 2016

La Agroecología

Una disciplina científica relativamente nueva, la agroecología se presenta como una alternativa a la agronomía tradicional y basa sus diferencias en la aplicación de diferentes principios de la ecología, el desarrollo y la gestión de sistemas agrícolas sostenibles.

La agroecología tiene su base en la producción de alimentos pero a través de la implementación de una mirada integral sobre el ecosistema, con varias etapas que deben realizarse hasta conseguir la producción de alimentos sin el uso de insumos químicos.

La producción agroecológica se caracteriza por obtener alimentos más saludables que la agricultura convencional y también asegurando rindes que muchas veces superan a los de la agricultura convencional. 

En la actualidad ya se está dando mayor importancia a los conceptos de sostenibilidad y sustentabilidad, por ello la agroecología está siendo hoy incluido en diferentes proyectos de gobiernos que apuntan a un mayor cuidado del medio ambiente a través de incentivos que tienen como objetivo el desarrollo de energías limpias para aplicarlas a la economía y la industria.


La agricultura tradicional es la que se utilizaba antes de aparecer los avances tecnológicos con los que hoy cuenta el hombre y de ella se desprende hoy la disciplina conocida como agroecología, que parte de mediados del Siglo XX y que busca fundamentalmente cuidar el suelo.

La importancia de la agroecología es que la técnica está fundamentada en que no se aplica la tecnología para obtener una mayor cosecha, como por ejemplo el control de plagas o la utilización de origen sintético, sino todo lo contrario pues solo se aplica lo que brinda la naturaleza.

Así, la agroecología es una ciencia que tiene como campo de aplicación a las agriculturas naturales, utilizando todas las técnicas posibles para la obtención  de alimentos orgánicos que se ha comprobado son de calidad superior a los obtenidos con los métodos convencionales, con mayor cantidad de nutrientes y vitaminas, además de una excelente sabor.

miércoles, 20 de julio de 2016

Nuevo modelo energético

Un proyecto sobre un nuevo modelo energético, es la propuesta que la Fundación Savia, entidad que defiende el mundo rural y la sostenibilidad, ha llevado al Parlamento en los últimos días.

La idea de la Fundación Savia es la creación de un nuevo modelo energético, renovable, eficiente y más liberalizado que apunta a mejorar la calidad de vida pero también los ecosistemas, una propuesta que está en concordancia con lo establecido en la Cumbre del Cambio Climático de París.

Lo que se defiende con esta propuesta es la necesidad de establecer una norma que impulse el uso de energías renovables y evitar gradualmente la dependencia energética exterior de aquellas fuentes no renovables y contaminantes que suponen un gasto igual a los ingresos que genera el turismo.

Así, el proyecto de la Fundación Savia advierte sobre la situación de pobreza energética y pérdida de rentabilidad del sector agroalimentario de Andalucía, algo que podría aminorarse con un modelo basado en el autoconsumo a partir de las energías renovables.


En un estudio realizado por esta Fundación se advierte que se vive una oportunidad histórica sobre todo recordando que la Agencia Internacional de Energías Renovables, en su informe de 2014, concluye que la biomasa, la hidroelectricidad, la geotérmica, la energía solar y también la eólica son competitivas y también más baratas que el carbón, el petróleo o el gas.

Savia afirma además que las energías renovables no necesitas estar subvencionadas para lograr el auto-abastecimiento y sería fácil hacer un proyecto viable eliminando las trabas administrativas convirtiendo esto en una economía más competitiva e innovadora.

Asimismo, uno de los sectores más beneficiados si se adoptara esta medida, sería el agrícola y ganadero, ya que con una política favorable a las energías renovables disminuirían los gastos derivados de sistemas de riego e hídricos que consumen mucha electricidad.

Como conclusión la Fundación Savia propone eliminar el impuesto a la energía solar que además es una penalización al autoconsumo y fomentar el uso de la red para compartir excedentes promoviendo las cooperativas energéticas.

sábado, 16 de julio de 2016

Reciclar los residuos electrónicos

En la actualidad la tecnología ha invadido nuestras vidas y utilizamos a diario muchos aparatos eléctricos que también un buen día dejan de funcionar o quedan obsoletos y es necesario reemplazarlos.

Para cuidar del medio ambiente y la naturaleza es necesario elegir entre las diferentes opciones de reciclaje de residuos electrónicos, sobre todo de aquellos que como las baterías de los móviles que tienen elementos sumamente contaminantes para la salud, como son el níquel, cadmio, coltán, arsénico, zinc y berilio.

De nada sirve dejarlos abandonados en un cajón de casa olvidados pues con eso solo contribuimos a que las presencia de estos materiales nocivos para la salud y el medio ambiente.

Para evitar daños a la salud y el medio ambiente existen diversas opciones de reciclaje como por ejemplo:


Una opción es, si aún funcionan, donar el móvil o cualquier otro objeto electrónico a una organización sin ánimo de lucro que puedan aprovechar estos elementos para restauralos y darlos a personas que no tengan medios para comprar uno nuevo.

Otro opción es venderlos en el gran mercado que existe hoy de segunda mano que aún cuando el aparato no funcione ellos venden estos elementos por medio de plataformas de artículos usados. La tercera posibilidad es ir a un “punto limpio” de la ciudad y dejarlos allí. Estos lugares existen en muchos ayuntamientos que se dedican reciclar productos electrónicos.

Ya cuando se trata específicamente de un teléfono circular existen muchas empresas especializadas en su reciclaje y que cuentan con la experiencia de como hacerlo para no dañar el medio ambiente. También, en ciertos casos suelen repararlos y los reutilizan o bien utilizan las piezas que aún sirven como repuestos para el arreglo de otros móviles.

Entonces, no esperes más, has una limpieza en tu casa y recicla todos los aparatos electrónicos que ya no usas, será bueno para tu salud y también ayudarás a mantener en óptimas condiciones el medio ambiente.

martes, 12 de julio de 2016

Reciclaje del aluminio

Uno de los más rentables materiales de reciclajes para la industria es el aluminio ya que es posible aprovechar casi la totalidad de los desechos. El aluminio puede reciclarse de latas, cables, muebles, perfiles de construcción o embalajes y es utilizado en diferentes sectores del mercado.

Se calcula que se consumen en el mundo unos 25 millones de toneladas al año de aluminio, de ahí que el reciclaje de este material puede ahorrar grandes cantidades de mineral y de energía. Por otra parte, el aluminio puede reciclarse de manera indefinida y nunca pierde sus propiedades siendo los consumidores parte importante de este proceso.

Reciclar envases de aluminio es sencillo y beneficia el medio ambiente y la economía, además de reducir el impacto ambiental, aprovechándose el 100% del material y ahorrando hasta el 95% de energía se se compara con la producción de aluminio nuevo a partir del mineral bauxita.

El proceso de reciclado de latas es el más simple te todos ya que no existe la necesidad de eliminar previamente otros materiales pues la tapa como el envase completo son de aluminio Asimismo, el aluminio reciclado no disminuye su calidad esto quiere decir que el producto obtenido después del reciclado tiene las mismas propiedades que otro elaborado a partir del mineral original.

Para reciclar los objetos de aluminio primero se hace una selección, después un prensado, se funde y así recuperado sirve para fabrican nuevos lingotes del mismo material que se utilizan para fabricar infinidad de envases y objetos.

Desde el punto de vista económico, el reciclado es un proceso rentable porque el aluminio es un metal valioso por ello en Europa el reciclado de este material alcanza tasas muy altas que oscilan, siendo además útil al medio ambiente pues el aumento del reciclaje ayuda a disminuir la extracción del metal de bauxita.

En la actualidad, la industria del aluminio en España realiza una gran promoción para incentivar la recogida y reciclaje de este metal a través de diversas campañas ya que es utilizado como material para la fabricación de recipientes, tubos, y aparatos diversos.